Sólo vivimos para nosotros mismos cuando vivimos para los demás.
Tolstoi